Tan real que casi pude sentirlo.

Hoy lo soñé, fue tan real que casi pude sentirlo. Por un instante, al despertar, creí que mi realidad había sido una pesadilla, quise correr a llamarlo, en cambio busqué nuestra última conversación para asegurarme que todo iba bien, pero en lugar de eso, encontré que hace un mes se perdieron los “te amo”, que su contacto está al final de mi lista porque ya no nos frecuentamos, y que el recuerdo es lo único que ha quedado.

¿Cómo le hace la gente en estos días para olvidar a quién tu corazón no quiero sacar?, ¿cómo superas la pérdida de un ser, quien en su momento, fue tu mundo entero?, ¿cómo reemplazas los planes establecidos?, ¿cómo se olvida?.

La vida está llena de lecciones, y es tan buena que si no aprendes a la primera, te repite la lección una y otra vez hasta que la hayas comprendido, es triste que la única forma en que se queda esa enseñanza es a través de la experiencia. A veces pienso que todo esto sería más sencillo si a todos nos entregaran un “Manual para ser feliz”, “Manual para seguir adelante”, “Manual para ser mejor persona” , pero sobre todo, un “Manual para olvidar a personas imposibles”.

Aquí y ahora, les escribe una persona que tiene el corazón en mil pedazos, que ha experimentado está lección una vez anteriormente, pero jamás con esta intensidad, una persona que se ha sentido excelente y positiva algunos días desde que inició este proceso, y otros devastada como el día de hoy.

Y es que a veces creo tanto en el destino, a veces creo que es tan real que casi pude sentirlo.

Image

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s